¡Me cambian por 100 dromedarios!

Para empezar, creo que poca gente es consciente de saber diferenciar un camello de un dromedario. 

camello-dromedario

Este artículo se lo quiero dedicar a mi padre, que se lo paso muy bien aceptando el intercambio. Mamá a ti también te quiero, no te pongas celosa.  

LLEGADA A MARRUECOS
Llegué como si me acabaran de dar una paliza, pero llegue. Las dos peores horas de mi vida, así que me pensaré lo de viajar en barco la próxima vez.
Tan pronto pisamos la ciudad ya teníamos a nuestro alrededor a niños tratando de vendernos cosas, por desgracia una de las señoras con la que fuimos al viaje se puso a darles caramelos (no sabemos por que llevaba una bolsa de caramelos) total que aquello acabó pareciendo una cabalgata de reyes magos.

CASI ME INTERCAMBIAN POR 100 DROMEDARIOS

A la mañana siguiente, tras meternos entre pecho y espalda 3 crepes cada uno, nos llevaron a Chaouen que destaca por sus casitas azules y por ser la capital de la región de Tánger, se encuentra a 2 horas de Tánger por lo que es visita obligada. 

ChaouennCasitas azules de Chaouen
Al grano, mi madre es muy tranquila, para que engañarnos y engañarla a ella, así que nos pasó lo típico nos separamos del grupo y nos perdimos. 

¡NO PERDAMOS LA CALMA! Solo somos tres buenas personas en una ciudad que no conocemos, en un país cuyo idiomas no entendemos y dentro de dos horas debemos de estar en el autobús. 

Tratando de volver por donde habíamos venido resulto que nos acabamos metiendo en lo mas perdido de Chaouen y posiblemente la zona mas “peligrosa”. Pero seguíamos sin perder la calma que al fin y al cabo es lo importante. 
Tras pasarnos un buen rato dando vueltas como paletos buscando a nuestro grupo y esquivando vendedores, se nos acercó un chico, pero no un chico cualquiera… era pelirrojo. 
Llamadme cateta, pero no me digáis que no os choca un poco ver a un marroquí pelirrojo.
Marroquie pelirrojo
El único que aparece en todo google, por algo será

Cuando mi padre se negó a comprarle lo que vendía vino lo mejor, le dijo que le daba 100 dromedarios por mi. Otro padre seguramente le habría soltado alguna fresca pero el mío es muy chistoso así que directamente aceptó sin pensárselo. 

Desde entonces soy la esposa de un marroquí pelirrojo, mi padre nos dejó dos dromedarios con los que seguir ganándonos la vida, los cuales tuvieron mas dromedarios que cambiamos por nuestros hijos… 

kdfjgkdf

Bromas a parte, muy recomendable dar un paseo en estos animalitos.

” Si has vivido algunas experiencia parecida o simplemente quieres contarnos algún suceso divertido durante alguno de tus viajes siempre puedes dejarnos un comentario o suscribirte al blog si quieres seguir leyéndonos. ¡Gracias! “Ok

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Perderse tiene sus ventajas, encuentras emociones que no suceden en lo programado. ¿Qué me dices de los caracoles servido en un carro en medio de la calle? Es como las hamburguesas, que si te paras a pensar de qué están hechas de seguro no te las comes. ¡¡Que ricos que estaban!! y a de más, repetimos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s